¿Cuáles son los principales beneficios del outsourcing comercial?

La generación de economías de escala, la flexibilidad, la eficiencia, la seguridad y el rápido acceso a la innovación, razones para apostar por el outsourcing comercial

 

Desde la década de los 70, los mercados y los sectores productivos han sufrido una profunda transformación debido al desarrollo de la globalización y a la constante revolución tecnológica. Un cambio a nivel cultural, político, social que ha afectado las reglas del funcionamiento de la economía y los mercados. En este contexto el outsourcing, en especial el comercial,  se ha establecido como una de las fórmulas más eficientes para adaptarse rápidamente a un entorno cada vez más competitivo.

 

Aparte de la generación de economías de escala, basada en la reducción de costes por el aumento de productividad, existen otras razones tácticas y estratégicas por las que el outsourcing comercial es una de las opciones más beneficiosas para las compañías.

 

El outsourcing comercial permite a las empresas centrarse en su negocio e invertir su tiempo y recursos especializados en sus competencias básicas, aquellas que les generen valor y les aseguran su posicionamiento en el mercado. Un socio comercial libera recursos que la empresa puede destinar a áreas mas específicas de su sector.

 

Reducción de costes laborales y enfoque del talento interno: una solución de outsourcing comercial no solo le proporciona a las compañías personal cualificado a un coste competitivo, sino también una amplia experiencia profesional en el sector, clave para el desarrollo de proyectos, permitiendo enfocar el talento y las capacidades del personal interno a la actividad principal de la empresa.

 

Controlar y reducir los costes destinados al departamento comercial: el outsourcing comercial asegura la gestión y mantenimiento de la infraestructura comercial de forma óptima, al reducir los equipos internos que se requieren para esta labor comercial.

 

Con el outsourcing se puede conseguir una reducción de entre el 30% y el 60% de los costes, generando economías de escala que se transforman en ventajas competitivas.

 

Reducción del riesgo: las empresas que se acogen al outsourcing comercial transfieren el riesgo a compañías especializadas en esa labor, con un profundo conocimiento, proporcionando la seguridad y estabilidad que una inversión interna no garantiza. El socio comercial suministra al cliente un servicio eficaz y de calidad de forma continuada.

 

Incremento de la competitividad, la eficiencia y la flexibilidad: delegar la gestión comercial permite a las empresas disponer de plataformas tecnológicas eficientes y recursos humanos cualificados a un coste inferior, esto se traduce en un aumento de la competitividad, al reducir los tiempos de ejecución, una mayor flexibilidad al disminuir los tiempos de respuesta y a un incremento de la eficiencia en el desarrollo de procesos y en la orientación de los recursos.

 

Iniciar nuevos proyectos de forma rápida: los proveedores de outsourcing comercial tienen los conocimientos, experiencia y recursos para iniciar nuevos proyectos rápidamente y con un gasto mínimo de capital, al aportar las infraestructuras necesarias, el expertise y la experiencia para enfrentarse a las cambiantes condiciones del mercado y del entorno.

 

Acceso a la innovación y las mejoras prácticas: El desarrollo de nuevas tecnologías y la innovación continua en los productos y servicios es una constante. Gracias al outsourcing comercial las compañías tienen acceso a lo último en cuanto a información y conocimiento y aplicación de las mejores prácticas.

 

Mayor seguridad: los proveedores de outsourcing comercial asumen y gestionan de forma eficiente gran parte del riesgo intrínseco del desarrollo de proyectos comerciales. Hoy en día la mayoría de las transacciones comerciales están digitalizadas y solo un proveedor con un amplio conocimiento del sector comercial puede garantizar la seguridad y cumplimiento de los estándares establecidos por la industria para proteger a sus clientes.